Blog EnQuarentena

Explicando las Redes Sociales Con Papel y Lápiz

El pasado sábado 27 de febrero de 2010 pude impartir, junto a Ramon Bartomeus de Iwith.org, un taller sobre redes sociales en el 1r Congrés de Comunicació Ambiental, que se celebró en Girona.
Dado que los asistentes tenían un conocimiento desigual de las redes sociales y que la sesión era larga (90 minutos), quisimos darle un enfoque muy didáctico y se nos ocurrió que podíamos hacer dinámicas con papel y lápiz que sirvieran para introducir a los participantes en las situaciones más comunes que uno se encuentra en estas redes.

Escribiendo en un muro de Facebook... de papel

La primera red social que le viene a todo el mundo a la cabeza es Facebook. Con 400 millones de perfiles creados, es la primera de todas las comunidades virtuales y si fuera un país sólo sería superado en número por China e India. Sin embargo, el reto es demostrar que toda esa cantidad de gente y la manera de interaccionar entre ellos puede aportarnos algo.
Lo que hicimos fue dividir a los asistentes en dos grupos. Por un lado los "trolls" se dedicarían a escribir mensajes negativos sobre el congreso en la hoja de papel que se les había facilitado. Por otro, los "buen rollo" tratarían de escribir en el muro cosas que les hubieran parecido interesantes o enriquecedoras, también sobre el congreso al que estaban asistiendo.
La hoja que repartimos en la que debían escribir tenía este aspecto:

Al acabar recogí las hojas y comencé leyendo los mensajes "buen rollo". A cada mensaje que leía, los asistentes podían reaccionar de cuatro maneras diferentes: comentando algo al respecto, diciendo que les gustaba, suscribiéndolo (compartir en el propio muro) o bien denunciando el contenido a los administradores del sistema (que en este caso éramos los ponentes). Los mensajes "buen rollo" cosecharon un gran número de "me gusta" pero casi ninguna réplica. Alguno quiso suscribir el mensaje compartiéndolo en su muro y, como es lógico, nadie quiso denunciar el contenido.
Después pasamos a los mensajes de los "troll". A cada mensaje que leía, surgían varias respuestas inmediatamente. Poca gente utilizó el "me gusta" y también fueron escasas las "denuncias" a pesar del tono negativo de los mismos. Además, una de las "críticas", hecha con mucho ingenio, causó furor y hubo muchos participantes que quisieron publicarla en su muro.
Este ejercicio sirvió para lo siguiente:
  • La ventaja de los mensajes positivos es que generan adhesión y que ayudan a crear un clima constructivo y positivo.
  • Los "trolls" no son un problema, sino un elemento más del ecosistema. Si bien su mensaje puede ser distorsionador y amenazante, logran encender el debate y acelerar las contribuciones de los miembros de la comunidad, dinamizando el espacio. No significa que haya que incentivar al "troll", simplemente tolerarlo dentro de lo razonable. Hemos de recordar  que, en ocasiones, hasta puede trarer efectos beneficiosos.
  • La viralidad es un arte complicado. ¿Por qué de repente todo el mundo quiso publicar en su muro uno de los mensajes que leí? Unos dijeron que porque era ingenioso y otros que la clave es el humor. Sin embargo, lo que nos quedó claro a todos es que la viralidad es un fenómeno impredecible que carece de fórmulas mágicas.

Intercambiando tweets en papel

Para ilustrar una de las maneras cómo Twitter nos puede resultar eficaz, decidimos animar a la gente a escribir unos tweets en papel utilizando la siguiente creatividad:

Cada participante debía escribir algún recurso sobre medio ambiente que considerara útil, indicando al final su correo electrónico. Cuando todos tenían sus tweets preparados, un voluntario empezó poniéndose en pie y leyendo en voz alta su contribución. Unos recomendaron películas, otros promocionaron una actividad de su entidad y también hubo quien directamente solicitó ayuda para algún asunto concreto. A continuación, aquel de los asistentes que quisiera "quedarse" con aquel tweet, debía levantar la mano. El afortunado que recibía el papel debía, a cambio leer el suyo y el resto del auditorio podía solicitarlo si lo consideraba útil. En pocos minutos, todos habían intercambiado entre ellos todos los tweets.
Gracias a este ejercicio aprendimos que:
  • El papel es una limitación, ya que tan sólo una persona podía beneficiarse de cada tweet.
  • Hay tweets muy solicitados y otros que pasan más desapercibidos, pero todos son igual de buenos, porque el éxito no debe basarse en la popularidad, sino en lo que aporta al resto cada una de nuestras contribuciones en 140 caracteres.
  • La identidad digital y ofrecer posibilidad de contacto son muy importantes. Todos reconocieron que lo primero que hicieron al recibir su tweet de papel fue mirar qué correo electrónico tenía la persona que lo había escrito.
  • Un tweet puede ser una manera muy efectiva de "intercambiar tarjetas de presentación". En unos minutos todos habían podido conocerse un poco mejor entre ellos y los que tenían inquietudes más afines ya tenían su correo electrónico intercambiado.

Poniendo etiquetas en Delicious con un rotulador permanente

La última de las dinámicas sirvió para ilustrar la importancia del trabajao colaborativo en red y en particular de la folcsonomía.
Para ello simulé un enlace guardado en Delicious. Consistía en la página de "El Pequeño Libro de las Redes Sociales" (es un poco de autobombo, lo sé). A continuación, cada uno debía etiquetar el enlace con las dos palabras que considerase oportunas, sin repetir las que ya estaban escritas. De esta manera conseguimos una colección de un par de decenas de palabras que los asistentes espontáneamente relacionaban con el libro. La hoja final que recogí tenía un aspecto similar al de la foto.
Para acabar, yo leí en voz alta cada una de las etiquetas y todos los asistentes podían votar las que considerasen más oportunas. Podían votar tantas etiquetas como quisieran. De esta manera, se elegían los tags más populares. Algunas enseñanazas que sacamos fueron las siguientes:
  • Muchas mentes pensando sobre un mismo tema son mejores que el mayor de los expertos. En este caso, el máximo conocedor de mi libro soy yo mismo, y he de reconocer que algunas de las etiquetas que le pusieron, a la vez que muy pertinentes, nunca se me hubieran ocurrido.
  • El taller se impartió a dos grupos diferentes durante la mañana. Pese a ser personas con una misma profesión, ámbito geográfico, educación y valores, cada grupo eligió unos tags diferentes y complementarios. Cuando leí las etiquetas que había encontrado el otro grupo, los asistentes convenieron que eran tan oportunas como las suyas, sólo que a ellos "no se les habían ocurrido".
  • Que muchas personas voten una cosa no significa que sea cierta, pero no se ha de menospreciar el bagage que supone la recopilación ordenada del sentido común de muchas personas.
Todo el material está disponible aquí. Os adjunto también la presentación por si queréis echarle un vistazo. La verdad, fue una mañana muy intensa e interesante y la experiencia de explicar las redes sociales con papel y lápiz fue muy satisfactoria.

3 comentarios:

Juanjo Butrón dijo...

Gracias por compartir el trabajo del congreso. No pude asistir por motivos laborales y lo he leido con atención. Hubiera comentado algunas cosas pero lo dejaremos para otro momento. Gracias de nuevo.

Francesc Gómez Morales dijo...

Gracias por tu comentario Juanjo! Por favor, cuando quieras vuelve por aquí para dejar tus comentarios, ya sean positivos o negativos.

kira permanyer dijo...

Bona FEINA!!!!!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
top