Blog EnQuarentena

La productividad del trabajador que usa Twitter

El origen de la idea

A raíz de una muy buena idea de Agustí Brañas en su blog he estado pensando en la cuantificación de la productividad de los trabajadores que usan Twitter y, por extensión, cualquier otra red social. Existe la convicción entre muchos directivos de que las redes sociales simplemente son una fuente de distracción para sus trabajadores. 

La fórmula del cuadrado de la suma puede servir como metáfora de lo que pueden aportar las redes sociales a la empresa. No pretende ser una demostración matemática sino más bien una analogía que permita abrir nuestra mente ante esta realidad. Recordemos rápidamente la fórmula en cuestión:


Formulación: el secreto está en los cuadros verdes

Supongamos que existen dos personas que trabajan en dos organizaciones diferentes, la primera persona a la que llamamos A hace un trabajo a y la segunda (llamémosle B) hace un trabajo b. Imaginemos que la productividad del trabajador A es el cuadrado del trabajo que realiza (a^2) y lo mismo la productividad del trabajador B (b^2). Si el trabajo de A y B está desconectado, la productividad total será simplemente la suma de las productividades: a^2 + b^2. Siguiendo el esquema superior, la empresa del trabajador A lograría de éste una productividad equivalente al área amarilla mientras que la empresa del trabajador B el área naranja.
Imaginemos ahora que A y B interaccionan en una red social. Por ejemplo: A hace una pregunta y B la puede contestar. En este caso la productividad no se calcula con cada trabajador por separado, sino con la suma del trabajo de los dos: \left( a+b\right)^2. Por tanto, en la productividad total, además de la productividad de A (a^2) y la de B (b^2) aparece un término cruzado: 2ab que sólo puede ser posible gracias a la interacción en una red social. En otras palabras, gracias al concurso del trabajador B, el trabajador A mejora su desempeño. Por tanto, el resultado para cada empresa es que, además de las áreas amarilla y anaranjada, se generan dos nuevas áreas de color verde. Un plus de productividad imposible de lograr de otra manera.

Primera crítica: ¿sólo se beneficia una de las empresas?

Esta sencilla metáfora admite muchas críticas. Nos centraremos en la primera y más evidente. El directivo de la empresa B se podría quejar de que su trabajador en el fondo trabaja para aumentar la productividad de A. En nuestro dibujo eso se traduce en que la empresa A se llevaría las dos áreas verdes. Me gustaría mostrar que, independientemente de quién ayude a quién, cada empresa se lleva su "parte verde" de incremento de productividad.

Es cierto que según una cuantificación clásica de la productividad, centrada en el producto final que se elabora, podría parecer que la empresa A se lleva todo el beneficio. Peter Drucker explica que la empresa de la sociedad del conocimiento debe entender a sus trabajadores como parte del capital de la empresa y no limitarse a cuantificar únicamente sus bienes tangibles. Es lo que suele llamarse el capital humano. Ahora recuperemos a otro clásico: Stephen R. Covey, que habla del equilibrio entre la producción y la capacidad de producción. En el caso de los bienes humanos, una empresa debe procurar que sus trabajadores produzcan pero que a su vez conserven la salud física y emocional para que lo sigan haciendo en el futuro (capacidad de producción).

Todos los que hemos interactuado en una red social sabemos que ayudar a otro produce una agradable satisfacción y refuerza la propia autoestima. Por tanto, si el trabajador B ayuda al trabajador A en una red social, es muy probable que mejore su bienestar emocional y sea más capaz de producir. Es cierto que la empresa de A obtiene un beneficio directo en forma de aumento su producción, pero también se beneficia la empresa de B porque mejora la capacidad de producción de su trabajador. Por tanto, cada empresa se lleva uno de las áreas verdes.

Hay muchas más críticas y matices así que si os parece interesante espero seguir en otro momento...

3 comentarios:

Marc Cortés dijo...

Impresionante el análisis y las conclusiones. Gracias por compartirlo. Por cierto por algun motivo ha desaparecido el gráfico con los cuadrantes.

Francesc Gómez Morales dijo...

Parece que ya está solucionado lo de la imagen! Muchas gracias :)

Miguel de TallerSEO dijo...

Pero con la suposición y la metáfora, el parecido con la vida real es pura coincidencia. Vamos, que creo que te sacas de la manga una fórmula matemática y la aplicas a la productividad de los trabajadores como podrias haber aplicado la del Logaritmos Neperiano de la productividad de A sobre B.

Que vale, que da para un artículo, pero tomar lo de Agustí Brañas como cierto, ya supone invalidar todo lo demás. Pero claro, es una opinión.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
top