Blog EnQuarentena

Los monos no tienen miedo a morir... ¡pero yo sí!

Hace dos días La Vanguardia publicó un interesante artículo en el que se afirmaba que se estaba descubriendo la explicación biológica del miedo a la muerte. Yo al leer el artículo más bien me llevé otra impresión: Ni los primates más avanzados tienen los problemas que tengo yo para asumir la muerte ni se plantean lo que habrá después, si lo hay.
Vamos, eso es lo que parece que le sucede a la gorila Koko, que habla el lenguaje de los signos y entiende 2000 palabras en inglés (yo calculo que entiendo unas 2000 en inglés y unas 5000 en mi lengua materna, así que no le saco mucha ventaja). La gorila define morir como "agujero cómodo", "dormir" y "adiós". Indudablemente sufre ante la muerte, como le sucedió cuando se le murió su gatito "All Ball" (espero que se muriera por consecuencias naturales y no por hacer el experimento). A Koko le sentó fatal quedarse sin All Ball y las palabras que le salían era: "malo", "triste", "llorar".
Ni siquiera el desarrollado cerebro de Koko puede preguntarse qué hay más allá de la muerte. Es como si fuera incapaz de planteárselo. Se muere su gatito, le fastidia un montón y punto. No piensa en que si el gato se reencarna, si va al paraíso de los gatos o si volverá en un futuro. No, simplemente está "durmiendo en el agujero cómodo" y eso es "malo" porque se pone "triste" y quiere "llorar". Y lo que dice es "adiós". Supongo que podría decir también "hasta luego", pero no, porque decir "hasta luego" implica que hay algo después y según los investigadores, sólo los hombres podemos. Se debe a la complejidad del cerebro del ser humano. Por algun motivo tenemos mecanismos neurológicos que nos obligan a creer en que hay algo después de morir. A ver si va a resultar que creer en el más allá ha sido una pieza clave para la supervivencia de la especie humana. Sería divertido... las creencias como punto a favor en la selección natural. Nuestro cerebro sufrió una mutación que le llevó a pensar en el más allá y eso nos convirtió en una especie exitosa. Si Darwin levantara la cabeza...
En la foto podéis ver a Koko trabajando. Su página personal es www.koko.org

2 comentarios:

YoKeSe dijo...

Que suerte tienen los monos entonces , por que me imagino que no soy el que le tiene un miedo aterrador a la muerte y que le ha dado miles de vueltas al tema.

Alfonso dijo...

Pues casualmente yo estuve en esa charla-visita al cementeri de Pobla Nou que menciona el artículo de La Vanguardia y fue realmente interesante. El vínculo entre el ser humano y los simios me parece un tema apasionante, y un ejemplo es la concepcion de la muerte que tenemos ambas especies. Si te interesa te puedo dejar bibliografía sobre eltma. Un saludo, tio!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
top