Blog EnQuarentena

Marcial Maciel y Juan Pablo II: más allá del sexo

Marcial Maciel es el fundador de la orden religiosa "Legionarios de Cristo", a quien está indisolublemente unido el movimiento "Regnum Christi". Marcial Maciel nació en Méjico y murió hace ahora un par de años. En su fundación se le conoce con el nombre de "nuestro Padre", ya que los religiosos de dicha orden lo consideran un verdadero padre espiritual. En el Opus Dei, San Josemaría también es llamado "nuestro Padre". Ambas instituciones tienen muchas cosas en común, entre otras una gruesa capa de ortodoxia indestructible, una fidelidad al Magisterio del Vaticano ciega, incondicional y a prueba de bombas (incluidas las mediáticas). Esta virtud era muy apreciada por Juan Pablo II que necesitaba personas fieles a su lado. Por ello potenció las relaciones con el Opus Dei y los Legionarios de Cristo durante todo su pontificado. JPII dijo del Fundador de los Legionarios el 5 de diciembre de 2004 que era "guía eficaz de la juventud", que "ha querido poner a Cristo como criterio, centro y modelo de toda su vida y labor sacerdotal".
¿No sabía JPII todo el escándalo relacionado con este sacerdote? Sin lugar a dudas lo sabía. Tras retrasar la investigación, finalmente en el 2001 confió al hoy Benedicto XVI (entonces Joseph Ratzinger) este delicado tema. Mientras tanto, los Legionarios de Cristo y sus afines se afanaron en tratar de tapar (o seguir tapando) todas estas cuestiones y desmintiéndolo todo. Para ello contrataron carísimos abogados americanos que amedrentaran a los ocho ex-Legionarios que denunciaron ante el Vaticano los abusos sexuales de Maciel. El varapalo se lo llevaron en mayo de 2007, cuando la Congregación para la Doctrina de la fe admitió que había motivos para sancionar a Maciel y le impuso una renuncia forzosa a su ministerio sacerdotal.
Ahora el tema se reabre a raíz de una información aparecida en el NYTimes el pasado 4 de febrero y que los Legionarios no han desmentido. De hecho, la reacción oficial ha sido desmantelar la página web www.marcialmaciel.com de la que, por fortuna, se conserva copia en la memoria caché de Google. Es una manera muy peculiar de aplicar el "donde dije digo digo Diego".
La noticia del NYTimes para mí no es nada del otro mundo. Se hace público que Marcial Maciel tiene al menos un hijo ilegítimo. Un hijo es el resultado de una unión sexual entre un hombre y una mujer y es algo que viene sucediendo desde el inicio de la especie humana. En cambio, las anteriores denuncias, en las que el Vaticano se basó para sancionarle, le incriminaban en actos pedófilos, en consumo de estupefacientes (morfina) y coacciones a menores. Todo eso no les hizo quitar la página web de Marcial Maciel, ni siquiera rebajar el tono de las alabanzas hacia su figura. Se habló de que la Institución debía "cargar con esa Cruz" y "admitir humildemente la voluntad del Santo Padre". Maciel estaba vivo entonces. No le expulsaron de la orden por todo aquello. Es más, nunca pidió perdón a las víctimas.
Ahora dentro de los Legionarios ya hay voces que plantean si "conservar" a Maciel como "Padre" y, al menos en Internet, han reducido su presencia a la mínima expresión.
Mi reflexión es triple:
1. Sexo con una mujer no, con niños... no lo vemos
1. ¿Por qué se rasgan las vestiduras porque Macial mantuviera una relación sexual con una mujer y no se indignaron con él porque abusara de manera reiterada de menores y los coaccionara, manteniendo relaciones pedófilas y homosexuales? Da la sensación de que es más grave que un sacerdote tenga un hijo que no que destroce la vida de, como mínimo, ocho adolescentes. ¿No es esto una manera enfermiza de entender la sexualidad humana? ¿No son conscientes los Legionarios de Cristo que, al tomar medidas tan drásticas ante un "hijo ilegítimo" de su Fundador, delatan claramente la indolencia hacia la pederastia que mostraron sólo dos años atrás? Es totalmente incomprensible que se indignen ante este hecho tan "natural" cuando la lógica dice que tendrían que haberse revelado contra los actos "antinaturales".
2. El problema del culto a la persona
Tanto Maciel como Escrivá son llamados "Padre" en sus respectivas Instituciones. Escrivá pidió que pusieran en su lápida "engendró hijos e hijas", claro que en un sentido espiritual, ya que San Josemaría no llegó a mantener relaciones sexuales con nadie. No obstante, tanto el sacerdote español como el mejicano comparten, al menos hasta ahora, el amor incondicional y sobredimensionado de sus "hijos". "¿Qué haría el Padre en esta situación?" se preguntan los fieles del Opus Dei. San Josemaría lo decía abiertamente: "Obispos he conocido muchos, Papas unos cuantos, Fundadores del Opus Dei, sólo uno". Podría extenderme párrafos y párrafos sobre el culto a la persona que se da en ambas Instituciones pero lo dejo para otras personas en otras webs, para este blog simplemente recuerdo las palabras de Cristo: "No llaméis Padre a nadie en la tierra, pues sólo tenéis un Padre, que está en los cielos". Si lo dijo, sería por algo.
3. Ser más papista que el Papa
Tanto el Opus Dei como los Legionarios de Cristo han sido piezas clave para reforzar la hegemonía doctrinal, moral y pastoral del Papa. Han sido y han enseñado a muchos a ser "más papistas que el Papa", aceptando ciegamente todas las enseñanzas de Roma y no admitiendo la más mínima interpretación o adaptación: "obedecer o marcharse" como diría Escrivá. Así te encuentras esas legiones de adolescentes que se desgañitan cantando "Juan Pablo Segundo te quiere todo el mundo", que "aman a Laura pero esperarán hasta el matrimonio" y que van a Misa todos los domingos y fiestas de guardar. Esos mismos que confunden la unidad de España con un bien moral y que creen que insultar a ZP es una virtud. Esos mismos que se exhasperan exasperan con blogs como éste o que tildan de heréticos a quienes intentan hacer más "asimilable" el mensaje de la Iglesia (que debiera ser el mensaje de Cristo).
"Fill meu, no siguis fanàtic de res, ni tan sols de l'Opus Dei" (hijo mío, no seas fanático de nada, ni tan siquiera del Opus Dei) le dijo a un amigo su padre. Yo añado: ni tan siquiera del Papa. Porque Juan Pablo II fue muy bueno y santo, pero no quiso mirar determinadas cosas (por el motivo que sea) y propuso a Maciel como "guía eficaz de la juventud" y a Escrivá como "el santo de lo ordinario" cuando habían fundadas sospechas de pederastia con el primero y cuando existen multitud de testimonios de que lo "ordinario" de Escrivá deja mucho que desear.
Para acabar: La realidad del Opus Dei y los Legionarios de Cristo
La cruda realidad de estas dos Instituciones de la Iglesia es que tanto una como la otra están dejando tras de sí un reguero de adolescentes desengañados con la Iglesia de Cristo, que una vez pensaron que tenían "vocación" y que ahora no pueden más que mirar con sospecha y recelo todo lo que lleve el sello cristiano. Jóvenes, muchos de ellos todavía adolescentes, que están escandalizados. "Hay de aquél por el que vinieran los escándalos, más le valdría que le ataran una rueda de molino y lo echaran al mar" dijo Cristo. Dicho esto, yo no tengo nada que añadir.

11 comentarios:

Jorge dijo...

ups, ojo, que lo de las ruedas y el escándalo va para todos....you and me included. Me cuesta entender tu particular obsesión y fobia (palabras que no escojo arbitrariamente) contra el Opus Dei y Maciel. En fín....una pena...

Un caluroso abrazo

Nacho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Nacho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Begoña dijo...

ummm es un artículo un poco ambiguo pero tampoco he leído muchos escritos tuyos y no sé que tono utilizas.

Concluyes el artículo con una reflexión un poco dura : ”La cruda realidad de estas dos Instituciones de la Iglesia es que tanto una como la otra están dejando tras de sí un reguero de adolescentes desengañados con la Iglesia de Cristo, que una vez pensaron que tenían "vocación" y que ahora no pueden más que mirar con sospecha y recelo todo lo que lleve el sello cristiano. Jóvenes, muchos de ellos todavía adolescentes, que están escandalizados.”

Es cierto y seguro que tú y yo conocemos a algunas de estas personas pero creeme que hay que ponderar y salen ganando las miles de personas que allí han encontrado su sitio, que son felices bajo la doctrina de la Iglesia matizada de diferentes maneras desde el Opus Dei o con los Legionarios. Muchas familias, muchos numerarios, muchos jóvenes y no tan jóvenes que gracias a estas instituciones de la Iglesia (reconocidas como tales, vienen de Dios y se expresan en la tierra por medio del hombre) han conocido a Cristo, han educado a sus hijos en Cristo.

Rebotados? Alguno que otro que a veces hacen mucho ruido y escandalizan a la sociedad atea (seducida por películas como el Códico da Vinci que esperan como perros hambrientos que alguien les eche carnaza para paliar su hambre) capaz de distorsionar todo sin llegar a entender o conocerlo.

Muchas veces el fallo viene del hombre, del de Arriba seguro que no, así que hay que asumir los fallos humanos (y castigarlos justamente por supuesto, como desconozco el caso de Marcial Maciel no opinaré ni para bien ni para mal) pero yo me quedo con todas las almas que gracias a la Obra y a los Legionarios están en el cielo y a todas las que por medio de éstos conocerán a Dios.

Por cierto, vas a escribir algo sobre Eluana, please dímelo tengo ganas de conocer tu opinión!

Fran dijo...

Gracias a los tres por vuestros comentarios. Es lo mejor del Blog, sin lugar a dudas.

Nacho, tu argumento de que los hijos son IRREFUTABLES me ha convencido bastante. También me ha traído buenos recuerdos la lista de los padres... te dejas "San José, nuestro padre y señor" y los "Padres de la Iglesia" jejejeje

Begoña, el 90% de las vocaciones del Opus Dei no perseveran (ver los estudios de la Fundación Santa María). Sobre Eluana tengo intención de escribir pronto, yo te aviso.

Un abrazo a todos.

Javi dijo...

Añadir que San José María y Maciel no son los únicos que son llamados "padres" por su fundación. Las carmelitas llaman "madre" a Sta Teresa, los franciscanos a S Francisco, y algunas pocas congregaciones más. No creo que haya un culto a la persona del fundador hasta "endiosizarla" en estos casos concretos que he nombrado, y dudo que la haya en Maciel y Escrivá cuando pasen unos cuantos siglos, tiempo al tiempo.

Un abrazo!!!

Javi dijo...

He estado leyendo un blog de un sacerdote, y me ha venido a la cabeza este post tuyo, Francesc. Y es que podemos amar a la Iglesia a través de sus heridas:

http://scyprianus.blogspot.com/2009/02/jueves-el-evangelio-nos-ensena_12.html

Lukas Romero dijo...

Como siempre, tu tono es exagerado, lo primero de todo.

Las acusaciones por pecados y escándalos sexuales a un sacerdote son el arma que usan sus enemigos cuando no tienen nada de qué acusarle, deberías saberlo. Yo mismo conocí a un cura santo en un retiro al que, meses después, le acusaron de pederastia, pero la misma noticia (emitida por Telecinco) le acusó de pederastia, de violación a mujeres adultas y de violar a monjas. Y no a la vez, entiéndeme: primero anunciaron que estaba detenido por pederastia, para pasar a decir que "la detención por abusar de unas monjas que blabla...". Me sigues ¿no?
Y que conste que yo no digo ni que sí lo hizo ni que no. Pero he aprendido a desconfiar de los tan parciales medios.

Bueno, aparte de todo esto, por lo que te escribo es para anunciarte que me voy de monje a Murcia el próximo domingo, D.m.. Rezaré por ti, a ver si te enamoras de Jesucristo y dejas ya ese tono rollo teología de la liberación que sí que es verdad que resulta un tanto exasperante (y se escribe sin hache intercalada, bruto).

Un saludo.

Lukas Romero

Fran dijo...

Lukas, gracias por tu comentario. Espero que seas muy feliz con tu nueva vida monástica. Gracias por rezar por mí y perdona si te han exasperado mis faltas doctrinales y ortográficas.

Un abrazo

Nacho dijo...

Supongo que ocho personas pueden "acusar" a un sacerdote de pedofilia, pero si no quieres creértelo, nunca te lo creerás.

Sin embargo, si viene una señora y te trae un hijo de ese "padre" (jeje, aquí sí es el PADRE jejeje), se puede comprobar por el ADN y no hay tu tía: el cura fornicó con la señorita en cuestión.

Supongo que por eso se ponen más duros con lo del hijo ilegítimo... porque es IRREFUTABLE.

Aunque desconozco lo duros que se han puesto porque no he hablado con ninguno ;-)

Nacho dijo...

"No llaméis Padre a nadie en la tierra, pues sólo tenéis un Padre, que está en los cielos"... siempre me ha hecho mucha gracia cómo nos pasamos por el forro esta indicación directa y explícita de Cristo.

En todo el mundo se llama "padre" a los curas en general (por eso a estos dos se les empezó a llamar así), al sucesor de Pedro se le llama "Papa" o Santo Padre (Santo solo hay Uno, por cierto).

Por si fuera poco, me costó un poco al conocer la obra acostumbrarme a llamarle Padre al prelado y "Nuestro Padre" al fundador... buff qué lío! Sobre todo porque en Cataluña se llama mosén a los curas y no "padre"... y me sonaba más raro.

En resumen, los miembros de la Obra tienen en la tierra todos estos padres:

- Mi padre "de sangre" (que me crió)
- Padre (el cura de la parroquia)
- "El" padre (el prelado, ahora es don Javier)
- "Nuestro" Padre (el fundador, San Josemaría)
- El "Santo" Padre (el Papa, obispo de Roma)
- Dios Padre (la primera persona de la SSA Trinidad)

Jajaja... Es cierto que, como mínimo es gracioso: "No llaméis Padre a nadie"...

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
top