Blog EnQuarentena

Chuck Norris, el ídolo de las abuelas

Tengo un trauma de la adolescencia que aún no tengo del todo superado. Lo tenía oculto en la memoria, junto con tantas otras cosas que uno afortunadamente olvida. Pero al conocer al Capitán Spiff el tema volvió a aflorar. Cuando era sólo un cándido chaval recién entrado en la pubertad, estaba fascinado con la serie The Simpsons que emitía Antena3 (creo que sigue haciéndolo) y que arrasaba en audiencia. Tele5, en un intento desesperado de detener la fuga de telespectadores, confió su causa al justiciero más temible de la historia de Texas: Chuck Norris. La serie se llamaba Walker y allí estaba mi abuela ante el televisor empeñada en ver a aquel sheriff con los tejanos tan ceñidos que no me extraña que estuviera siempre apretando los dientes (hay partes sensibles de los hombres que requieren su propio espacio y que no se pueden comprimir ilimitadamente).
En esos momentos, ante el televisor familiar, no servía de nada el modelo democrático, ya que los dos votos (el mío y el de mi hermana) se topaban con el estado matriarcal impuesto por mi abuela, que ejercía una gerontocracia inaplacable. Total, que nos quedábamos sin ver a los simpáticos monigotes amarillos y, como norma general, emigrábamos para no tener que soportar a Chuck Norris apalendo a los malvados.
Mi abuela se quedaba sentada en su butaca, embelesada. Cuando Chuck Norris empezaba su reparto de leches mi abuela reía a carcajadas y aplaudía. Si estabas en tu habitación jugando al tetris, sabías la intensidad de la paliza en función del estruendo sonoro. Siempre me he preguntado por qué mi abuela, modelo de sabiduría como ha quedado demostrado en muchos posts de este blog, caía tan bajo con Chuck Norris. Por muchos años pensé que era algún tipo de hormona residual que le impelía irremediablemente a sentir una atracción fatal por el rey del mamporro.
Pero el tiempo me ha demostrado que hasta en esto mi abuela también era sabia: ella sabía que Chuck Norris era mucho más que un actor, era alguien con quién había que llevarse bien... por si las moscas.
Aquí os dejo la explicación:
Los dinosaurios miraron mal a Chuck Norris una vez... UNA VEZ
Chuck Norris murió hace 10 años, sólo que la muerte no ha tenido el valor de decírselo
Chuck Norris dona sangre frecuentemente a la Cruz Roja, sólo que no es la suya
No hay teoría de la evolución, sino una lista de criaturas a las que Chuck Norris permite vivir
Si Chuck Norris llega tarde, mas le vale al tiempo ir más despacio
En un salón corriente hay unos 1242 objetos con los que Chuck Norris puede matarte, incluído el propio salón
Chuck Norris no le reza a Dios, Dios le reza a Chuck Norris
Chuck Norris es la única persona que ha ganado a una pared jugando a frontón
Chuck Norris nunca corta el césped, simplemente le advierte que no crezca
Cuando el Hombre del Saco cada noche va a dormir, mira dentro del armario por si está Chuck Norris
Chuck Norris perdió la virginidad antes que su padre
Chuck Norris ha estado en Marte, por eso no hay signos de vida
Chuck Norris pidió un Big Mac en un Burger King... ¡Y se lo dieron!

1 comentarios:

spiff dijo...

...La tierra no gira, solo intenta escapar de Chuck Norris.

Chuck Norris puede oír el silencio.

When Chuck Norris plays Monopoly, it affects the actual world economy.

A parte de frikipedia, encontraréis más en: http://inciclopedia.wikia.com/wiki/Chuck_Norris

(Algún día haré un máster de Chuck!!)

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
top