Blog EnQuarentena

Opinión (5): Camino de Fresser, Opus Dei y Alexia.

Aciertos de Fresser en su visión de Camino/Alexia

Como todo en la vida, la película Camino de Javier Fresser tiene sus luces y sus sombras. Estos días muchos se han empeñado en moverse por las sombras hasta no ver absolutamente nada de claridad en esta propuesta fílmica y también otros se han obcecado en sus puntos luminosos hasta quedar encegados por ellos. Yo he tratado de moverme en el claroscuro, como si fuera un discípulo más de Rembrandt.

En este cuadro que he pintado a raíz de la película hoy toca dar unas pinceladas de color. En primer lugar me gustaría felicitar a Fresser por la elección de la niña Nerea Camacho. Un gran hallazgo, una actriz muy prometedora con una naturalidad y una frescura que hacía que el resto de papeles interpretados por niños parecieran de segunda división. Al final de la película me pregunté por qué me sentía defraudado por la actuación de los otros niños: no me sentía defraudado, es que los estaba comparando con Nerea.

En la película, Camino, el personaje que Nerea interpreta, se enamora de Jesús, un chico muy bueno y trabajador, que ayuda a su madre en una pastelería. Durante la enfermedad Camino se cobija en el recuerdo de Jesús, su primer amor, para sobrellevar su peculiar tormento. Esto ha sido duramente criticado, asignándole a Fresser la intención de reducir el amor a Cristo de Alexia a mero enamoramiento adolescente. Yo no sé lo que pretendía Fresser con esta licencia, pero sí sé lo que ha conseguido. La relación (totalmente platónica) entre Camino y Jesús no sólo alcanza unos niveles altos de lirismo sino que, además, acaba constituyendo una gran metáfora de lo que pudo significar el “verdadero Jesús” de Alexia. Me explico. Camino espera reunirse con su “Jesús” y que éste le envíe cartas igual que Alexia ponía su esperanza en Jesucristo y se comunicaba con él mediante la oración. Camino se funde en un abrazo largo y tierno con Jesús y luego con su padre cuando muere y Alexia se fundiría en un abrazo similar con Jesucristo y luego con su Padre Dios. No sé si Fresser quería hacer un símil del cielo, pero lo consiguió. ¿Qué puede haber más sublime para una adolescente que ver realizado su amor platónico, que poder abandonarse en los brazos de su “salvador”? No nos engañemos, Alexia, como ser humano, necesitaría imaginarse a Jesús de alguna manera. Quizá se lo imaginase como un niño pequeño, quizá como un treintañero barbudo en túnica... o quizá como un adolescente palestino precioso, educado y que ayuda a sus padres en el negocio familiar. Sinceramente, no veo tantas diferencias.

Sobre el constante paralelismo entre el cuento de Cenicienta, su representación teatral y la experiencia de Camino creo que la intención es bien clara. Camino, igual que Cenicienta, es mal tratada por la vida en comparación con el trato que reciben las otras niñas (las hermanas de Cenicienta) y piensa por ello que jamás obtendrá el amor del príncipe... Pero por suerte, su vestido completamente roto (su cuerpo), se vuelve un maravilloso vestido rojo con el que comparece ante su príncipe y que le convierte en la persona más feliz del mundo, a pesar de su terrible cáncer. Es una manera preciosa de explicar porqué los cristianos viven esperanzados a pesar de la enfermedad y la muerte.

Sobre las pesadillas de Camino con su ángel y con su madre, ya he comentado que no se corresponden con la realidad en cuanto a los protagonistas de las mismas, pero yo creo que sí en cuanto al contenido. Se narra en los libros oficiales que Alexia tuvo terribles experiencias de la presencia del Demonio. Además, seguro que se atemorizó ante lo que Dios le enviaba y es lógico que, al menos en su subconsciente, la niña se revelase. Es algo muy humano y que hace que Camino te resulte una chica tan extraordinaria como “normal”.

Por último, quiero remarcar un detalle que quizá a alguno le haya pasado desapercibido. Fresser no es un ateo militante sino un escéptico abierto a la posibilidad de la existencia de Dios y eso lo demuestra en el film. El padre de Camino filma a la niña en su lecho de dolor justo cuando ésta afirma que en el asiento que hay junto a su cama hay “Alguien”. La niña se refiere a que alguien le conforta (en los libros oficiales es su Ángel Custodio Hugo). Al final de la película se proyecta la filmación del padre de Camino, se ve a la niña sonriente junto a su madre. El padre hace un plano completo de la habitación mientras se gira y acaba enfocando el sillón. Éste aparece completamente vació. No obstante, un instante antes de que acabe la película aparece un triángulo (símbolo de Dios) en el sofá. Deja la puerta abierta. Me emocioné con esa escena.

Bueno, con la semana laboral acabo esta crítica a la película Camino de Javier Fresser. Creo que ya le he analizado suficiente. Estoy muy contento de haberla podido finalmente digerir. Nos vemos el lunes. (Un beso Alexia)



Opinión (4): Camino de Fresser, Opus Dei y Alexia

Opinión (3): Camino de Fresser, Opus Dei y Alexia

Opinión (2): Camino de Fresser, Opus Dei y Alexia

Opinión (1): Camino de Fresser, Opus Dei y Alexia

La Peli "Camino" de Fresser, Alexia y el Opus Dei

Por qué creo que "Camino" de Javier Fesser es una gran película, por Mr. Meebles

Primer trailer de Camino, una película sobre la vida de Alexia y el Opus Dei

13 comentarios:

fesser dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fran dijo...

Al que firma comentarios como "Fresser", que sepas que estás haciendo splog porque copias y pegas los mismos mensajes en todos los posts. No te has leido mi post ni te interesa para nada lo que yo escribo, sino simplemente repetir una vez tras otra tus ideas. Ni siquiera mencionas absolutamente nada de lo que escribo. No me queda otro remedio que eliminarte. Por favor, comenta lo que quieras del post, pero no pegues lo mismo una vez tras otra.

Jorge dijo...

Fran, me duele enormemente todo el análisis que has hecho, en estos días, de la película. Me leído tu post, yo sí, te lo garantizo. También los anteriores. Dios quiera que, más allá de tu particular tirria con el Opus Dei, nunca en tu vida haya un Fesser que manipule torticeramente la vida de una hermana tuya fallecida dolorosísimamente, ni que pinte a tu madre como una fanática severa y verdaderamente indeseable...En fín, cuesta de entender que tú, encima, le des coba y hables de sus bondades. O, quizás, hay algo más allá de lo razonable que te mueve a ti a sacar tus bestias negras caiga quién caiga (porque en este caso los que caen, algunos, siguen vivos). Todo, todo, me da mucha pena. Lo escribo por puro desahogo y a sabiendas de que es casi imposible que, tratándose de algo que desacredita a tu odiado Opus Dei, cedas en tu parecer. EL tiempo pondrá a cada uno en su sitio. A Fesser también. UN abrazo,

Anónimo dijo...

No hacemos un favor al verdadero 7º arte y artistas entrando al trapo de la bazofia que pretenden vendernos por 2ªvez. La 1ª fué el pago por impuesto revolucionario a todos los españoles con las subenciones para hacer esta mierda idelogizante. Pretenden polemizar y hacerse propaganda gratuita utilizando como no a la Iglesia Católica. Porqué no haces lo mismo con Mahoma? Quizás para no entorpecer la " Alianza de Civilizaciones" ? ¿ O quizás por miedo a la reacción de sus adeptos? !Anda, Héchale huevos y denuncia con una pelicula subencionada, la marginación de la mujer en el islam, las ablaciones de clítoris, las ejecuciones a piedrazos,la"Sha’aria", "ojo por ojo y diente por diente...un verdadero artista no tiene miedo de denunciar públicamente y en nombre de la libertad, cualquier injusticia, ni siquiera las cometidas por el Islam, aunque sean amigos de Zapatero.

Luis dijo...

Creo que la gente no termina de entender que Fesser se inspiró sólo en la base de la historia de Alexia, fundiéndola con otros casos reales y aportando otros elementos de ficción para hacer su película. Es cierto que guarda más similitud con la vida de Alexia, pero, como he dicho, es sólo en la base.

Por tanto, no deberían sentirse defraudados ni apenados quienes veneran a Alexia, ya que la película no habla de ella, no es su biografía.

Me da pena que se haya malinterpretado de ese modo y que la gente la juzgue prácticamente sólo desde ese punto de vista.

Respecto a lo del Opus, creo que se limita a mostrar lo que hay y que cada cual, según sus creencias, lo admite como mejor o peor. Quizá cometa algunos errores (no pertenezco, ni lo he hecho ni lo haré al Opus), pero no considero que sean tan importantes.

Quizá deberíais juzgar la película como una obra enteramente de ficción y a partir de ahí criticarla.

Y por cierto, yo que la he visto, noté el inmenso amor que profesa Fesser hacia Camino, un personaje inocente con muchas ganas de vivir pero entregada a su muerte con felicidad y serenidad.

Enhorabuena por tan elaborada crítica y un saludo.

Jorge dijo...

Luís, mientras a quién ridiculicen y manipulen no sea a ti ni a tu familia bien, ¿verdad? Claro, lo de Alexia no tiene importancia. Por eso le dedica la película y ha buscado una polémica que fuera una especie de Da Vinci II. Me parece una falta acongojante de sensibilidad para con la familia de Alexia que, por ser cristianos, está permitida y es bienvenida, máxime siendo cercanos al Opus Dei o alguno incluso miembro del Opus Dei. Entonces, riánse Ustedes, manipulen como quieran, que aquí todo vale. Si la actriz -la madre insensible, fanática y severa- fuera tu madre -que de hecho no fue así sinó todo lo contrario- veríamos donde esta tu comprensión y donde quedarían tus argumentos.

Luis dijo...

Jorge, si hicieran una película sobre mi familia y utilizaran sus nombres reales y reflejaran a todos los componentes de mi familia (que yo sepa, Alexia tuvo 7 hermanos y en la película sólo tiene una hermana), en caso de hacerlo mal, me molestaría, claro, pero pienso que si Fesser no ha utilizado sus nombres y ha variado el número de componentes de la familia es precisamente porque quería tener libertad para crear a su gusto.

Si le dedica la película a Alexia es porque se inspiró sobre todo en su historia, pero NO LA REPRESENTA EN LA PELÍCULA. Ahí está la polémica. Es normal que no se parezca a Alexia ni a su familia, PORQUE NO ES ALEXIA, SINO CAMINO.

Además, el propio Fesser reconoce haberse inspirado en distintos casos (en la web de la película nombra directamente los nombres de las personas), además de haber introducido elementos PURAMENTE FICTICIOS.

En fin, creo que enfadarse por una cosa ficticia no tiene mucho sentido, ya que "Camino" no muestra la historia de Alexia, sólo una historia ficticia que comparte algunos puntos en común.

Jorge dijo...

Apreciado Luís:

Estoy muy documentado con este tema. Influye el enorme cariño que tengo a Alexia (Gonzalez-Barros) y devoción. He leído varias de las entrevistas de Fesser y varias críticas de la película. Además, creo que hablas desde la teoría y no desde la realidad vivida. Es mucho más fácil lo primero que lo segundo. Si de verdad hubiera sido tu familia, eso de que "te hubieras molestado" y ya está...en fín, como que no, a no ser que en vez de sangre tengas leche en las venas, cosa que seguro que no es. Te animo a leer la carta de uno de los hermanos:

http://www.alexiagb.org/web/josedamian.htm

Más aún, a conocer a la verdadera Alexia, una persona maravillosa que no merece que le dediquen esa película, más aún cuando la familia había rogado que se quitara el nombre de su hermana.

Luis dijo...

Querido Jorge:

Es poco lo que conozco de Alexia. Conocí su caso a raíz del estreno de "Camino". Me estoy documentando ahora un poco a raíz de haber visto la película y el caso de Alexia, creencias aparte, es, cuanto menos, curioso.

Personalmente, no soy creyente, pero el hecho de que alguien sobrelleve una terrible enfermedad con tanta serenidad, por un lado me parece algo beneficioso en cuanto a no padecer el miedo que se suele tener en esos casos, pero por otro lado me da miedo, me parece algo macabro, si he de ser sincero (y no pretendo ofender a nadie). Ese momento en que la fe es tan extrema que alguien decide entregar su vida me da miedo, y no por envidia de una fe tan grande, sino por lo realmente extremo que se me hace que alguien entregue lo más importante que tiene de esa forma.

No lo critico, que conste. Cada cual es libre de elegir su camino.

Volviendo al tema de la película, es evidente que Fesser se inspira en la historia de Alexia, aunque, vuelvo a repetir, no la narra, sino que crea una historia ficticia.

Sí veo más criticable el hecho de nombrarla al final si es cierto que la familia le pidió por adelantado que su nombre no apareciera. Si eso es cierto, te doy la razón ahí, Jorge. No debió hacerlo. Aunque, y sólo es mi opinión, no creo que la nombre de forma irónica para burlarse de ella o para asegurar que la película es un retrato de Alexia, sino que pienso que la nombra como un homenaje a una niña que tuvo tanto valor para afrontar su enfermedad (aunque Camino y Alexia la afrontan de maneras distintas).

Metiéndome en la piel de la familia, entiendo que puedan sentirse molestos al ver la película pensando que están viéndose retratados, aunque, sinceramente, yo no me sentiría mal dado que no refleja la historia que vivieron, sino que, repito nuevamente, es una historia de ficción que se inspira LIBREMENTE en una historia que sí ocurrió.

Fesser ha querido hacer un homenaje no sólo a Alexia, sino a otras tantas personas que deciden afrontar una situación límite con paz y amor y, además, ha aprovechado para reflexionar sobre los límites de nuestras creencias y para mostrar el día a día de un hogar del Opus lo más objetivamente posible para que el espectador sea quien juzgue.

Yo al menos lo he interpretado así. Y ya digo que es mi opinión, que no es más falsa ni más verdadera que las demás.

Estos días ando escribiendo una crítica sobre la película. Me está quedando larga (de ahí el tiempo que estoy tardando), pero cuando la termine os la comunicaré por aquí (si al dueño de este blog no le importa) para que tú y otros lectores de este sitio juzguen mi opinión.

Un saludo y espero seguir sabiendo de ti (nuestras diferencias de pareceres no tienen que hacernos enemigos, claro está).

Anónimo dijo...

Después de estar una hora bostezando mientras veía la película -por lo aburrida que es-, me empecé a marear de toda la sangre que sale en las operaciones. Tuve que acabar yéndome y tirando el dinero que me había gastado en la entrada.

Menos mal que mis amigos también estaban aburridos con la película y nos fuimos todos a tomar unas cañas.

Me he metido algo en los foros de internet y veo que están manipulados por sectáreos que hacen radiografías y las retocan con photoshop a su gusto, para luego borrar los comentarios que no les dan la razón.

Me parece lamentable este fanatismo talibán de fesser y las personas a las que paga, para intentar que alguien vea su película, después del fracaso del festival de San Sebastián y de la taquilla del fin de semana pasado.

Fran dijo...

Para Jorge:

Lamento que no te haya gustado mi crítica. He intentado ver la película sin prejuicios y he narrado lo que despertó en mí. No creo que haya hecho ninguna mención al Opus Dei que no esté lo suficientemente documentada mediante links o citas del Fundador. En todo caso muchísimas gracias por los comentarios y aportaciones.

Para Luis,

Muchísimas gracias a ti también por todos tus comentarios. Será un placer para mí que vuelvas por mi blog para poner tu crítica.

Para el anónimo que bosteza,

Si la película te parece tan aburrida no entiendo como no te mueres de tedio después de tanto comentario y tanto post. Yo sólo he borrado splog y mi fuente de ingresos en Google AdSense. Por cierto anónimo, sigues plantando tus parrafadas sin hacer la más mínima mención a lo que hay en este blog. Luego te quejarás de sectarismo cuando copies el mismo comentario en más posts y te los borre.

Anónimo dijo...

Francamente, me parece de gran valentía (no sé si decir más bien lamentable insensibilidad) por aquellas personas que logran ser espectadores de esa película con el único fin de pasar el rato o de tener más motivos para justificar sus diversas crítcas hacia lo que les parezca...(conozco a varias que así han actuado, por eso lo digo)porque para lo que a mí se refiere, tan sólo de ver el trailer me he sentido incapaz de ver el film. El tema es...pfff...un tremendo vacío de incógnitas que no consigue sino despertar en mí verdadero temor...
temor no sólo a la muerte, tambíen al hecho de atreverme a analizar el contenido de la película y la historia en la que (claramente) se basa, de Alexia.

Tengo relación con el Opus Dei y cierto es que no comparto muchas de sus ideas, básicamente su extremismo e ideologías que en ciertos casos lleva a algunos de sus miembros al fanatismo; pero tampoco me siento favotable a las duras críticas que obras como ésta (además de críticas, más películas, etc) se atreven a hacer, - digo atreven en el sentido de atreverse a juzgar tan a la ligera, pues el tema, en realidad, es más serio de lo que parece, y como ya he dicho ni yo misma oso posicionarme por esa misma razón - ya que muchas de ellas son verdaderamente vacías de reales fundamentos y conocimientos de la realidad de los hechos.

bueno...
el objetivo de este comentario, felicidades Fran, por tu crítica que sin duda he leído y con gusto, y que me ha aportado nuevas visiones, aunque sigue representando una reflexión de la que me siento incapaz de hacer por los motivos que ya he explicado, al final de la que, seguro, te ha costado llegar.

un beso

Gorka dijo...

Vuelvo al tema después de que los goya peloteros le hayan colmado. Me parece lamentable que haya que seguir consolando a aquellos que tienen capacidad de financiación, es de verguenza. Esto es todo. Fresser para mi es un cadaver de director pero para otros es una hucha-cerdito al que le queda dinero por sacar. Bienvenidos a la mafia de un cine español que ya no premia los buenos trabajos desde hace tiempo. Y mis más sinceras condolencias a todos aquellos "perdedores" de la gala que sí han hecho cosas buenas y deberían tener un futuro más acorde con su taquilla. Siento ser duro pero esta pandilla se lo merece, por malos, por pelotas, por peseteros y por subvencionados.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
top