Blog EnQuarentena

Le Cucine Mandarosso: vera cucina italiana

Aunque parezca que el Capitán Spiff y yo somos amigos de toda la vida, de esos que uno piensa que nacieron a la par, en realidad sólo hace 17 meses que nos conocemos. Acostumbramos, el Capitán y yo, a conmemorar los "cumplemeses" de nuestro encuentro yendo a cenar a algún lugar tranquilo, donde la cocina sea algo más que alimentación.


En una calle paralela a Via Layetana, entre Sant Pere més Alt i Sant Pere més Baix, está una callejuela cuya bocacalle tiene el honor de de dar de morros con el precioso Palau de la Música. Allí, entre locales antiguos o bohemios, o ambas cosas, se esconde un rincón mágico: Le Cucine Mandarosso.

Al entrar te saluda una antigua nevera, conservada a modo de icono de la tradición. Nos sentamos delante de un armario con un regusto tan añejo que de vez en cuando me giraba para ver si aparecía la mamma por algún rincón.

El staff es, como la comida, 100% italiano, casi de importación, tan auténticos que entre ellos hablan un italiano de cadencia y musicalidad contagiosa. Una simpática chica esculpida según los tradicionales cánones de belleza que universalizara Sophia Loren, nos presentó los platos del día. El común de los mortales sólo conocemos cuatro tipos de pasta: macarrones, espagueti, ravioli y tortelini. Por eso agradecimos que nos enseñaran qué eran unos lumaconi o unos istrascinati mostrándonos la bolsa de pasta aún sin cocinar. Educación para la italianidad, muy de agradecer e incluida en el precio de los platos.

La elección final fue, como antipasti, una parmigiana que viene a ser como una lasaña con berejenas, mozzarella, tomate y parmesano pero sin láminas de pasta. Después, el capitán Spiff se deleitó con unos lumaconi ripieni con ricotta que, para entendernos, són como mega "galets" (ver foto) rellenos de ricota y que se sirven fríos, con unas hojas de rúcula y unas nueces. Yo, por mi parte, opté por los istrascinati con gorgonzola, noci i raducchio. Una deliciosa pasta parecida a un macarrón relleno y que tenía una salsa (raducchio) muy lograda.

A mitad de comida el Capitan Spiff y yo nos entristecimos un poco... después de aquella experiencia ya no seríamos capaces de poner un pie en lugares "italianos" del estilo del Gino's, el Bocatto di Cardinale, el Sottovoce, el infame Pastafiore o incluso el caro y muy mejorable La Locanda.

1 comentarios:

kira permanyer dijo...

Prueba Da Greco, als jardinets de Gràcia.... no se si lo conoces, a mi me encanta el arroz a la Gorgonzola servido dentro del mismo queso....HUM!!!!!!!!!!!!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
top